El hurto de energía es un delito penado por ley que provoca alteraciones en la calidad del suministro, riesgo de incendio por sobrecarga, peligro en la ejecución ante posibles inundaciones; pero ojo, no sólo se pierde energía a causa de conexiones ilegales, alterar los medidores eléctricos es un fraude y también es penado por ley.

Cuando alguien hurta energía eléctrica, te perjudica a ti, a mí y a toda la comunidad. No lo permitas, no cometas este delito ni permitas que otros te roben.

¡Cuida tu barrio, cuida tu familia!

 









(*) Datos requeridos