Noticias

12 de septiembre de 2019

Saesa detalla proyectos de mejoramientos ante Concejo Municipal de Castro

Un total de 57 proyectos de inversión en sus redes, destinados a mejorar la calidad del servicio eléctrico en la comuna de Castro, está ejecutando Saesa durante este año y así fue expuesto recientemente ante el alcalde y concejales de la capital provincial de Chiloé.

Todas las iniciativas asociadas a mejoramiento en líneas de baja y media tensión, interconexiones, instalación de equipos de maniobra a distancia, entre otros, se enmarcan en el plan asociado a la implementación de la nueva Norma Técnica de Seguridad y Calidad de Servicio, que el Ministerio de Energía  impulsa con el apoyo de las distribuidoras de electricidad del país.

Juan Francisco Castillo, gerente zonal de Saesa  explicó que la nueva Norma Técnica aborda la calidad de servicio y de producto, relacionado con disminuir la cantidad de cortes de energía y mejorar el voltaje; calidad comercial, relativa a los niveles de atención y envío de información a los clientes, especialmente durante interrupciones de servicio; y finalmente implementación del nuevo sistema de medida, monitoreo y control, también llamado medición inteligente.”

En ese sentido, destacó que en Castro “el Concejo Municipal junto a su alcalde nos han recibido para conocer las inversiones que estamos desarrollando en la comuna, tenemos 57 proyectos del orden de 937 millones de pesos que vamos a invertir y lo importante era contar el objetivo que es mejorar la calidad de servicio.”

Por su parte, la jefa del área de Servicio al Cliente de Saesa en Chiloé, Javiera Fontecilla reiteró que “la nueva reglamentación impone un gran desafío, especialmente en un territorio geográficamente complejo como Chiloé. Sin embargo, lo vemos como una gran oportunidad para materializar las obras que aporten a disminuir la cantidad y duración de los cortes de energía, especialmente cuando las fallas son de responsabilidad de terceros, como choques a postes o árboles de particulares que caen sobre el tendido” ”.

La ejecutiva, agregó que para ello Saesa está ejecutando  proyectos de mejoramiento y renovación tecnológica para “mejorar la estabilidad del suministro, estamos modernizando nuestra red, emplazada principalmente en zonas rurales.  Esto incluye construcción de interconexiones y más equipos de maniobra tele comandados, además del reemplazo del tendido por cable protegido.

 

Por eso, dijo que “para nosotros es sumamente importante esta instancia para dar a conocer qué es lo que estamos haciendo y qué ya se ha hecho, porque en los 57 proyectos ya tenemos un 85% avance los que en diciembre de este año deberían estar concluidos, y ya vemos cómo contribuyen a disminuir los tiempos sin suministro.”

Finalmente, la subgerente de Relacionamiento de Saesa, Lorena Mora se refirió a la Medición Inteligente que también forma parte de la nueva Norma Técnica que ya se ha implementado en algunas ciudades de manera voluntaria y sin costo para los clientes, dado que en las cuentas de septiembre se considera la devolución completa de lo que se había cobrado por este concepto en meses anteriores.

Al respecto, la ejecutiva detalló que “en el sur del país ya llevamos 5 mil equipos instalados y hemos implementado algunos beneficios, como que los clientes con este medidor ya no tienen que llamar a la compañía para avisar que están sin luz, las cuentas ya se efectúan con la información enviada por los medidores, por lo tanto se disminuye el error de la lectura manual, los clientes que salen a corte por deuda ya no deben esperar varias horas para la reposición tras el pago, porque se hace en 7 minutos y estamos buscando más soluciones y beneficios que nos permitan progresivamente ir implementando la Medición Inteligente en el sur de Chile y esperamos en los próximos meses estar llegando con este nuevo sistema hasta Chiloé.”

 

Noticias relacionadas

Apoyamos limpieza de humedales en Llanquihue

01 de octubre de 2019

Apoyamos limpieza de humedales en Llanquihue

Convocados por Fundación Legado Chile, se dio inicio a un programa de limpieza y restauración de humedales en la ciudad de Llanquihue, en la que participaron organizaciones comunitarias, personas individuales.